Foro Gotico
 
ÍndicePortalFAQBuscarRegistrarseConectarse
Buscar
 
 

Resultados por:
 
Rechercher Búsqueda avanzada
Últimos temas
» La noche de los goticos
Mar Ene 26, 2010 3:58 pm por sandy

» Sigue la historia!!
Jue Ene 21, 2010 9:13 pm por El Iluminador

» De donde eres?
Jue Ene 21, 2010 9:00 pm por El Iluminador

» Preguntale al de abajo
Miér Ene 20, 2010 8:23 pm por nicromanta

» Que prefieres? @_@ o n_n
Miér Ene 20, 2010 8:20 pm por nicromanta

» Qué significa tu nik
Miér Ene 20, 2010 7:38 pm por nicromanta

» Que tal está en tu ciudad
Mar Ene 19, 2010 10:28 am por Sephiria

» La cumbia metalera
Lun Ene 18, 2010 11:33 pm por Sephiria

» velo negro codigo condutas comunida vampira
Sáb Ene 16, 2010 6:34 pm por Elysia

Navegación
 Portal
 Índice
 Miembros
 Perfil
 FAQ
 Buscar
Foro
Compañeros
Crear foro
brothersoft.com

Comparte | 
 

 Obsesión Oscura (Relato)

Ir abajo 
AutorMensaje
Faerie Corpse
baby goth
avatar

Cantidad de envíos : 20
Fecha de inscripción : 01/05/2009

MensajeTema: Obsesión Oscura (Relato)   Dom Mayo 24, 2009 7:00 pm

Obsesión oscura.

Macrina, era su nombre tenia el cabello negro hasta la cintura, era delgada y tenia buen porte, su rostro era pálido sus ojos eran de color miel con pupilas muy moradas, su nariz era fina, y sus labios violetas, no sonreía ni mostraba emoción alguna, tampoco poseía amigos, su pasatiempo era escribir y escuchar su música favorita, ella era una gótica, para muchos odiados para otros comprendidos y para la minoría ignorados, nunca comprendió la amistad ni ningún sentimiento que involucrara compartir, salvo en los juegos de roll, que eran de alguna manera su escape hacia el mundo irreal, los pocos aliados que ahí poseía en la vida real no los tomaba en cuenta, para ella las persona ahí eran incapaz de mostrarse tal y como eran, para eso buscaban Un juego que los liberara de su imagen terrenal, ella no entraba en esa calificación ya que no sociabilizaba con nadie y macrina como su personaje era igual, su juego favorito era el de vampiros pertenecía al clan Tremer, de cierta forma se asemejaban a sus pensamientos e intenciones. Sus únicos escritos dirigidos a alguien en particular eran para Elioth, su master y único consejero, con el solo compartía experiencias del juego que nunca se desapegaron a la realidad mundana de su vida, Elioth, era como un “compañero de vida”, que solo aceptaba cuando su depresión amenazaba con quitarle la vida antes de terminar el modulo, el la conocía muy bien tanto que se enamoro de ella, sin decírselo nunca claro, en las noches después del juego escribía cada parte a su manera incluyendo escenas de amor entre ellos dos una ves incluso le hizo en amor, ella estaba de acuerdo en convertirse en su mujer por que lo amaba, nunca se lo dijo a nadie y lo guardo en un lugar secreto para luego revelarle ese amor que no lo dejaba pensar, Creyó que con el tiempo eso se convertiría en una ilusión pasajera y todo seria como antes, por eso se puso de novio con una participante del juego constantemente las hacia paliar, se imaginaba las más locas perversiones con ellas incluso, pensaba que macrina asesinaba a su novia por su amor... todo eso lo izo delirar entre la ficción y la realidad, muchas veces sufrió perturbaciones sicopáticas, la seguía a cualquier parte la llamaba y le enviaba invitaciones para cualquier recital o presentación de algo que a ella le llamara la atención. Ella no sentía nada por él, en realidad nunca lo miro como un hombre siempre era su master, lo admiraba y respetaba como gran conocedor de música, juegos y diversas cosas, siempre tenia una respuesta para todo y era muy simpático, nunca se había cuestionado algún suceso que él ordenara. Su desesperación llegó al extremo de terminar con su novia, no podía seguir con ella si cada ves que le hacia el amor pensaba en Macrina, Se imaginaba sus besos y sus caricias, como la tocaba y como ella gemía de placer al estar en sus brazos, termino con su novia y fue a ver a su amada, sentía la necesidad de decirle lo mucho que la amaba aunque ella le dijera que no, el era hermoso, tenia un cuerpo muy bien cuidado del sol, era también gótico, usaba ropa negra y su abrigo negro hasta el suelo, sus ojos eran negros y sus labios de un rojo intenso, pelo negro y recto en melena, paso a una tienda y compro un disco de música góthic, así tendría una excusa para verla, llego a su casa y la llamo por teléfono, le pidió que se juntaran en una catedral, donde su tío era guardia, así escucharían el disco sin problemas y después jugarían roll con otros integrantes, ella acepto y se dirigió al lugar, cuando llegó toco a la puerta era inmensa, Elioth la saludo como de costumbre, el lugar estaba adornado con velas, al no haber nadie mas que Elioth exigió una explicación no quería jugar sola, seria aburrido
Macrina: todavía no llegan los demás, y tu novia?, pensé que estaría aquí contigo...
Elioth: no te preocupes ellos llegaran después, mira este es el cd,
Macrina: toma el cd y lo ve mientas pregunta ¿por qué no hay nadie cuidando esto?
Elioth: mi tío es cuidador pero esta de vacaciones, no creo que regrese pronto. Se acerca a macrina... y tu, pensé que vendrías con tu novio?
Macrina: yo no tengo novio, porque no comenzamos a jugar donde hay un equipo para poner el cd?
Elioth: en la recamara o en la biblioteca, hay que ir allá a jugar
Subieron las escaleras y entraron a la biblioteca, él coloco el cd muy despacio y miro a Macrina, todavía quieres jugar?
Macrina: si, claro comencemos... esta anocheciendo y tendré que irme pronto...
Él empieza a narrar la historia cuando el un arrebato de pasión, encierra a macrina en unas catacumbas... ella esta sola y no puede escapar, un hombre la persigue puede ser un velmonth, o un licántropo... ella utiliza taumaturgia, escapa sigilosamente y... Él interrumpe el juego, Y la mira muy serio diciendo.
Elioth: tengo que hablar contigo muy seriamente.
Macrina: ah, de que?
Elioth camina hacia su bolso y saca unos documentos, escribí algo y me gustaría saber tu opinión, le da los documentos a Macrina, los toma y comienza a leer de inmediato, él puede ver la expresión en su rostro de sorpresa cuando termino miro a Elioth sin entender ninguna palabra... nadie vendrá no es cierto, Nadie hablo por un momento, ella casi adivinando lo que pasaba corrió hacia la puerta con Elioth pisándole los talones, alcanzo a bajar la escalera pero el la agarro de la cintura y la sitúa en su hombro, ella grito y golpeo, pero nada surtió efecto el era mas fuerte que ella y no lograría soltarse tan fácilmente.
Macrina: suéltame... déjame no juegues así Elioth, no me gusta...
Elioth: yo no juego amor, solo quiero estar contigo, como mi reina en este... palacio.
Macrina: no seas psicópata no estamos en la época antigua, aquí hay gente que me buscara... mi familia me vendrá a buscar te lo aseguro...
Elioth: por favor mi amor, no caiga en la desesperación y digas cosas que no quieres... comienza a subir las escaleras con macrina en brazos.
Entra a una habitación, la luz era tenue, el ambiente era sutilmente adornado por la luz rojiza del atardecer, deja a macrina en la cama y cierra la puerta con llave...
Él la mira detenidamente, contempla la hermosura de su amada, ante sus ojos esta ahí sumisa a su adoración, ella viste una falda de tela negra con encajes de pentagrama un corsé negro con cordones y encaje en rojo, su pelo esta suelto, su rostro era hermoso tan blanco... terso lleno de expiración, inexistente para los demás pero para el algo sublime, sus ojos estaban fijos en el llenos de timidez y a la ves odio, sus labios eran de un violeta oscuro, cuado sonreía dejaba ver sus dientes blancos... se aproximo a ella, se incorporo en la cama y ella retrocedió estaba asustada...
Elioth: por que te asustas de mi macrina, soy tu master recuerdas... imagina que desde tiempos antediluvianos tu corazón de detuvo, dejaste la vida mortal para quedarte conmigo, aceptaste mi tutela y te comprometiste a la obediencia, y yo al verte desvalida te acogí y forme para lo que ahora te busco, te quiero, te amo y nunca te dejare, la entelequia sin ti seria volver a la vida, volver al dolor de una existencia proterva, condenada a la ruina de mi ser, enloquecería sin poder tocarte sin poder besarte, sin poder hablarte... esto es solo amor.
Macrina: esta es la realidad... por que no me dejas ir, ve con tu novia ella estará muy feliz de estar contigo... ella te ama
Elioth: no entiendes yo no quiero estar con ella, yo te amo a ti... te ame desde el comienzo cuando eras apenas una neonata... yo te convertí en lo que ahora eres por que te prepare para mi, para ser mi pareja... el se aproxima y la toma de los brazo. La besa, ella intenta resistirse no quiere, pero él la obliga le abre los labios con su lengua... la sujeta firmemente esta decidido a llegar hasta el final, él la conduce hasta el respaldo de la cama mientras la acaricia... le desamarra el corsé, ella grita pidiendo auxilio pero él le repite que nadie vendrá nadie la escucha.
Elioth: mejor seguiremos un nuevo relato... yo seré ahora un personaje y seguiremos la historia que te mostré en la biblioteca... te parece tu serás mi amante, no ya termine con mi novia tu serás mi pareja para siempre así estarás mas involucrada conmigo... que dices mi amada?
Macrina: yo no te amo!, no quiero estar contigo nunca, eres un maldito...
Elioth la golpea y la bota al suelo, ella intenta correr hacia la ventana cuando la toma de las manos y la lleva de nuevo a la cama,
Elioth: ves que haces que te lastime sin querer, yo no quería hacerte daño, si tu eres... mas amable conmigo... no te arrepentirías
Macrina: no me toques...
Elioth la toma fuertemente y la conduce hacia él, le saca el corsé y la besa, la acaricia la abraza...
Elioth: siempre soñé estar así contigo eres lo único que deseo aquí en esta mísera vida, no sabes todo lo que aria por ti, té daría todo, aria todo por ti, soy de ti Macrina siempre mi amor por ti trascenderá en la vida y en la muerte mas allá del universo más allá de que dicen nuestro dios, no tengo miedo a nada si estoy contigo, los más atroces crímenes cometería por ti...
Macrina: pero... si amor mío no se cuan siego he estado, mi ser es tuyo, te amo con todo mi ser y jamás me alejare de ti ahora que te e encontrado.
Elioth: no sabes cuanto desee escuchas esas palabras me haces el ser mas complacido del universo
Ella lo abraza y lo besa, se acarician... sé mimetizan en el placer del amor, son vulnerables ante el otro, frágiles ante palabras de amor y dóciles ante las caricias que la simple necesidad de afecto les provoca, los besos del otro parece el desenfreno de una locura que no tendrá fin, las caricias son flagelaciones de pasión, sus cuerpos fundidos en uno reflejan el sentimiento de delirio por el éxtasis que provoca el uno en el otro, ambos luchan por satisfacer al otro para entregarle su amor de la forma mas primitiva, su respiración es ahogada por gemidos de placer de delirio, el frenesí del momento llega a su fin, ambos satisfechos en los brazos de su ser amado, deseando que el momento nunca acabe, el recurre a las ultimas fuerzas para Dar fin al hecho de amor, y deposita en los labios cálidos de su amada un beso, él ultimo beso... antes de sucumbir a los efectos de la extenuación.
Ella se incorpora en la cama y se viste rápidamente la luz del amanecer entra por las ventanas e inunda la habitación, ella quita la llave de la puerta y sale del lugar, ahora ingresa a la realidad, una realidad que aqueja su vida desde su nacimiento. El aire frió de la mañana la embiste con placer y levanta sus cabellos largos por el viento, camina a su casa donde seguramente tendrá que dar explicaciones por la falta. Ella gira para ver por ultima ves esa catedral y dice:
Macrina: nuestras necesidades son distintas y jamás seremos dignos de amarnos, nuestros caminos se separan aquí ahora, para solo unirlos la muerte, eres el primero y el único que recordare.
El único que de verdad me amara, Como yo seria incapaz de hacerlo, te quiero.

Por Madeleyne
http://relatos.escalofrio.com/
Volver arriba Ir abajo
 
Obsesión Oscura (Relato)
Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» LA NOCHE OSCURA
» Como postear un relato propio
» un relato sobre falsificaciones.Iªparte.
» LA PUERTA OSCURA 3: REQUIEM, David Lozano
» EL ALTAR-Capítulo II - Obsesión religiosa

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
El Velo Negro :: Rincón de los Recuerdos :: Relatos-
Cambiar a: